Navigation – Plan du site
Opinion

Amado Bonpland y Guido Boggiani : eslabones perdidos del americanismo

Éric Courthès

Résumés

Amado Bonpland y Guido Boggiani fueron dos exploradores cuyas trayectorias anticiparon la teoría de las especies de Darwin, en cuanto al primero, y en cuanto al segundo, la de las relaciones de parentesco de Claude Lévi-Strauss. Pues no cabe duda de que conviene rescatar su memoria y darles el lugar merecido : el de pioneros multidisciplinarios, en la cadena del Americanismo...

Haut de page

Texte intégral

Amado Bonpland y Alejandro de Humboldt : los pioneros del americanismo

  • 1 La famosa biografía de Ernest-Theodore Hamy sobre Bonpland está en línea :
    http://archive.org/stream (...)
  • 2 Compartimos con Cédric la misma rara trayectoria : desde los Correos hasta la Universidad ; otros m (...)
  • 3 Se suele definir al americanista como a una persona que se dedica al estudio de las culturas americ (...)

1En su muy reciente tesis de historia : « L'Américanisme en construction. Une préhistoire de la discipline d'après l'expérience du naturaliste Aimé Bonpland »1, sostenida en la Universidad de la Rochela en 2012, en casi mil páginas abarcadoras de todo lo bonplandiano, mi amigo, el ex empleado de los Correos Franceses,2 el ahora Doctor Cédric Cerruti, es uno de los primeros en defender esta opinión : Aimé Jacques Alexandre Goujaud, dit Bonpland, nacido en La Rochela, el 28 de agosto de 1773, y muerto en Corrientes, el 11 de mayo de 1858, fue uno de los primeros « americanistas »,3 con su inseparable compañero de expedición : Alejandro de Humboldt.

  • 4 Charles-Marie de la Condamine : 1701-1774, matemático, geógrafo y explorador francés, que se hizo f (...)
  • 5 Antoine Laurent de Jussieu : 1748-1836, el más famoso de todos los Jussieu – una familia de botánic (...)

2De hecho, si bien ambos armaron su extraordinaria expedición de seis meses del Orinoco al Amazonas, de 1799 a 1800, hechos argonautas modernos, a partir de datos astronómicos aportados por Charles de La Condamine4 y botánicos por Antoine-Laurent de Jussieu5respectivamente, nuestros dos Genios fueron los eslabones siguientes en la cadena de la evolución del Americanismo.

3Al medir y clasificar todo lo que encontraron por su largo camino de cinco años, por España, Canarias, casi toda Suramérica, Cuba y Estados Unidos, de 1799 a 1804, la pareja Humboldt-Bonpland, fue calificada, con toda la razón, de ''Redescubridores de América Latina'', por su gran amigo, el propio Libertador, Simón Bolívar, lo que nos ahorra, por cierto, demasiados largos prolegómenos.

  • 6 Félix de Azara (1742-1821) : después del Tratado de San Ildefonso, en 1777, su meta consistió en de (...)
  • 7 Georges Louis Leclerc, conde de Buffon (1707-1788) : matemático y naturalista francés que pretendía (...)

4Otro gran precursor tuvo Bonpland en la persona de don Félix de Azara,6 igual que el botánico charentés olvidado, el famoso militar aragonés de Huesca, mandado durante 20 años al Paraguay y al Rio de la Plata por la Corona española, describió miles de plantas nuevas, pero su falta de formación en la materia, le impidió entender lo esencial : cada planta se adapta a su entorno, y sus célebres polémicas con Buffon7 derivaban de esa falta de conocimiento.

  • 8 Charles Darwin : 1809-1882, publicó su famosa teoría un año después de la muerte de Bonpland, y dos (...)
  • 9 Memorias de un muerto, el viaje sin retorno de Amado Bonpland, Servilibro, Asunción, 2010, p. 217-2 (...)

5En cambio, Bonpland y Humboldt, al medir por primera vez el Nuevo Mundo, al clasificar sus plantas, minerales y animales, al compararlos entre sí, y con los de Europa, al estudiarlos en su entorno, anticipan claramente a Charles Darwin,8 el padre de la teoría de la evolución de las especies, tal como lo subrayo en mi novela de Bonpland9 :

Aquel viaje, cuyo único término será el final de mi vida, ese viaje sin retorno, ya que si incluso le pretendía lo contrario en una carta a Alejandro, ya no me ilusionaba con una eventual vuelta a Francia, (a mi Santoña casi olvidada en el fondo de mi defectuosa memoria), estaba por terminar. […] Pero dos años antes de alcanzarlo, salí de nuevo a Montevideo, a caballo en esta oportunidad, tomándome el tiempo de herborizar a lo largo de las orillas del Uruguay y explorando islas que hasta ahora, sólo había adivinado desde el timón de mi embarcación. En una de ellas, a la altura de la ciudad de Belén, descubrí una nueva variedad de gardenia, pero también una nicotiana polisperma de un nuevo género. Las islas son tan propicias a la aparición de nuevas especies vegetales y animales, que sin lugar a duda, convendría teorizar al respecto y sacar conclusiones útiles sobre la evolución de las especies, en un medio restringido comparado con el continente174. 174 Fue lo que hizo Darwin en la misma época. (Nota del compilador)

  • 10 Actes Sud, París, 2006, p. 131, traducción de Juliette Aubert, Die Vermessung der Welt, Rowohlt Ver (...)

6Bonpland y Humboldt también anticiparon la ley de la selección de las especies, la ley del más fuerte que se impone a los demás, la ley de la selva, cuyas prolongaciones filosóficas y políticas sirvieron luego causas tan viles, tal como lo sugiere Daniel Kehlmann en su reciente y muy exitosa novela en Alemania : Les arpenteurs du monde10 :

Dans la nuit, le bruit des voix d'animaux les empêcha de dormir. Les singes, enfermés dans leurs cages, martelaient les grilles et ne cessaient de crier. Humboldt rédigea le début d'une réflexion sur les sons nocturnes de la forêt et la vie animale, qu'il fallait considérer comme une lutte permanente et donc comme l'inverse du paradis.

  • 11 En este caso, Humboldt al crear nuevas disciplinas como el vulcanismo y la geografía física, irá má (...)
  • 12 El 23 de junio de 1802 realizaron esta hazaña : '' ...dicha ascensión en 1802, de un monstruo culmi (...)

7Pero no se limitaron en medir el Nuevo Mundo y describir su naturaleza, haciendo hincapié en su lado inexorable antes que el mismo Darwin, incitándonos a respetarla y anticipando en este caso la ecología,11 sino que quisieron sobrepasar sus límites, por algo fueron en su tiempo, al escaladar el Chimborazo,12 los dos hombres más altos del mundo, superados poco tiempo después por Gay Lussac, pero en globo aerostático...

  • 13 Les arpenteurs du monde, ibid, p. 290 : « Les faits, répéta Humboldt, il restait encore les faits, (...)
  • 14 El grado de deculturación de Bonpland alcanzó lo máximo, fue tan grande la obliteración de Francia (...)

8Pese a lo grandísimo de sus trayectorias, solitarias o con Humboldt, Amado Bonpland es el gran olvidado del Bicentenario. De hecho, mientras el prusiano se encerraba en su gabinete de Tegel, proyectando y terminando una obra gigantesca : Kosmos, encerrando todos « los hechos del universo »,13 el charentés, de forma más modesta, emprendía un viaje de 41 años al Cono Sur, de 1817 a 1858, sin retorno, en el cual dejó parte de su cultura. Se implicó arriesgando la vida en la Guerra Grande de los Correntinos contra Rosas, se olvidó de su propia lengua por el español y el guaraní,14 y terminó dejando la vida, en Paso de los Libres, el 11 de mayo de 1858.

9Uno eligió la gloria científica mientras el otro decidió dedicarse a la naturaleza y meterse por siempre a las selvas americanas, uno tiene un castillo, un museo y una universidad en su nombre en Berlín mientras que – si bien el otro tiene también su museo en Corrientes – no existe una cátedra en su nombre, ni siquiera en La Rochela... Amado Bonpland es uno de los mayores eslabones perdidos del americanismo pero nadie le da el lugar que le corresponde, nadie trata de reconstituir la cadena como acabo de hacerlo de modo sucinto...

  • 15 Karl Friedrich Gauss, 1777-1855, matemático, físico y astrónomo alemán, profesor de astronomía en e (...)
  • 16 Les arpenteurs du monde, ibid, p. 223. Y eso pese a una estrecha colaboración cultural entre las ci (...)

10Hoy en día, por desgracia, sigue vigente esta pregunta acerca de Bonpland del gran matemático prusiano Gauss15 – segundo héroe de la novela de Kehlmann, en lugar de Bonpland – a Humboldt : « Mais qui est ce type au juste ? Je n'avais jamais entendu parler de lui ».16

Guido Boggiani : un antropólogo pre-estructural y polifacético

  • 17 Salió de la estancia Los Médanos, cerca de Puerto 14 de mayo, en el extremo norte del Alto Paraguay (...)
  • 18 La mayor colección se encuentra en el Museo Pigorini de Roma, pero hay también muchísimos objetos i (...)

11El mismo déficit de reconocimiento padece la figura de Guido Boggiani, nacido en Omegna, a orillas del Lago de Orta, en Piamonte, el 26 de septiembre de 1861, y muerto de forma prematura en un paraje desconocido17 hasta hoy del Alto Paraguay, a fines de octubre o comienzos de noviembre de 1901. Si bien, por sus precoces y potentes talentos de pintor, no se lo olvidó en Italia, ni en numerosos museos de Europa,18 donde nos quedan sus preciosas colecciones etnográficas, resulta que su dimensión de etnólogo pionero y de aventurero del Río de la Plata merece ser rescatada, como la de Bonpland, y lo haré mediante la misma forma literaria, una novela o más bien unas memorias apócrifas, por publicar en Paraguay en 2014 o 2015, y cuyo título será : Yo, Guido Boggiani.

12Boggiani nace tres años después de la muerte de Bonpland, pues podemos considerarlos como dos eslabones seguidos en la cadena del americanismo, podemos suponer también que Boggiani sabía de las expediciones científicas al Nuevo Mundo, o sea de su Re Descubrimiento, de La Condamine, Azara, Bonpland y Humboldt, d'Orbigny, etc.

  • 19 Hoy en día, el hotel Bristol ocupa el predio donde estaba el caserón de los Boggiani : « Porque en (...)
  • 20 Guido Boggiani, entre la memoria y el olvido, Fundación de Historial Natural del Paraguay Félix de (...)
  • 21 Lo sguardo del viaggatore, vita e opere di Guido Boggiani, Novara, Interlinea Edizioni, 1997.
  • 22 1852-1926. Explorador, geógrafo y fotógrafo italiano, hizo tres expediciones de importancia por el (...)
  • 23 1845-1909. Catedrático de zoología en el Instituto Superior de Florencia, vicepresidente de la Soci (...)
  • 24 1831-1910. Famoso médico, neurólogo, fisiólogo, antropólogo, viajero y escritor italiano, nacido en (...)

13Lo que sabemos con certeza gracias a las biografías escritas sobre nuestro genial pintor-fotógrafo-explorador de Stresa19 – preciosa ciudad balnearia a orillas del Lago Mayor, donde pasó casi toda su infancia don Guido – en especial las de Julio Rafael Contreras Roqué20 y de Maurizio Leigheb,21 es que sus maestros en zoología y antropología se nombraban Ermanno Stradelli22, Henrico Hyllier Giglioli23 y Paolo Mantegazza24 :

  • 25 No obstante las dicotomías pictóricas y políticas entre Francia e Italia en aquel entonces, otros f (...)
  • 26 La madre de Guido, Clelia Gené, era hija de un notable profesor de zoología y entomólogo de la Univ (...)

Mientras tanto, en Francia,25 se afirmaba otra tendencia, la corriente impresionista, nuestros dos mundos se habían vuelto tan antagónicos que elegí no elegir ninguno, y decidí independizarme de mis maestros pictóricos, buscando a otros mentores, en otros ámbitos. Uno de ellos fue el famoso naturalista Enrico Hillyer Giglioli, siguiendo el rumbo materno de los Gené,26 entre 1884 y 1886, acudí varias veces a sus clases en el Instituto Superior de Florencia. Aquel hombre era inpresionante, había dado la vuelta al mundo, en la Procorbeta Magenta, entre 1865 y 1868, había publicado varias monografías sobre pueblos originarios, en especial sobre los últimos aborígenes de Tasmania, fue, que yo sepa, uno de los primeros, en sacar fotos de esos pueblos en vía de extinción, sus trayectorias me fascinaban, sus conocimientos en zoología y antropología me aturdían, no tardé en volverme uno de sus amigos íntimos, y en secreto, soñaba con realizar las mismas hazañas que él...

  • 27 Yo, Guido Boggiani, sin publicar, pp. 20-21.

Otro amigo y mentor tuve en aquellos años preciosos de formación : Paolo Mantegazza, gracias a la lectura de sus numerosos diarios de viaje por todo el mundo y a la entrañable amistad que entablamos en cuanto nos conocimos, pude descubrir otros campos importantes de investigación para mis futuros viajes, como la sexualidad de los pueblos originarios y el uso ritual de drogas medicinales. En esos aspectos, Paolo fue un gran precursor, y tuve la suerte de poder visitarlo varias veces en su casa de Monza. Había sido médico durante años en Argentina y Paraguay, y si bien tenía una visión más bien negativa de los indígenas, sus conocimientos de diferentes etnias del Chaco me resultaron muy útiles más tarde, a la hora de publicar mis primeros trabajos al respecto.27

  • 28 Según Julio Rafael Contreras Roqué, ibídem, nota 149 p. 202, Guido Boggiani fue en su tiempo, « un (...)
  • 29 Se volvió el mayor especialista de los narcocactus y experimentó sus efectos alucinógenos en su pro (...)
  • 30 En especial al Alto Paraguay con los Chamacocos pero también fue el primero en recorrer todo el cur (...)

14También conocemos a sus seguidores en la cadena americanista,28 y en especial al etnógrafo y botánico checo Alberto Vojtěch Frič : 1882-1944, gran especialista de los cactos,29 reconocido a nivel mundial, que emprendió cuatro viajes de importancia al Matto Grosso y al Paraguay,30 entre 1901 y 1920, y, como Boggiani, pudo convivir muchísimo tiempo con los Chamacocos, siendo apodado por ellos el Karaí Pukú : 'Gran Cazador' en guaraní, por haber enfrentado a un jaguar y haber sobrevivido a sus heridas, durante su primer viaje al Matto Grosso.

  • 31 1895-1966 : hizo una clasificación de las lenguas amerindias que en su época fue la más completa ja (...)

15Además, una relación muy especial tiene con don Guido, pues el hermano de nuestro personaje, Oliviero Boggiani, lo habría encargado de recoger la herencia etnógráfica, pictórica y fotográfica de don Guido en Asunción y llevarla a Europa, pero en cambio le habría dado permiso de quedarse con una parte de ella, la cual quedó en República Checa. Hoy en día, los derechos de autor de muchísimas fotos de indígenas de Boggiani son manejados en álbumes de lujo por los descendientes de Frič, y lo peor es que los últimos diarios de viaje de don Guido se esfumaron en manos de un amigo de la familia, el famoso lingüista checo Čestmír Loukotka,31 lo que hará mucho más ardua mi tarea de escritor de su vida...

  • 32 « Se trata de un área multi e interdisciplinaria en la que concurren diversos campos cognitivos des (...)

16Pero a mi modo de ver, lo que le da un especial relieve a don Guido en la cadena de la Americanística32 es su relación directa con Claude Lévi Strauss, y pues bien se lo puede considerar como un antecesor, no a nivel conceptual sino empírico, de la antropología estructural. Es de recordar esa filiación subrayada por el propio Lévi-Strauss en su obra maestra, con este enfoque de descripción meláncólica y transgenérica de fin del mundo indígena, que le valió ese título tan especial y una fama universal :

  • 33 Claude Lévi-Strauss, Tristes Tropiques, París, Éditions Plon, Collection Terre Humaine, 1984, (1955 (...)

D'ailleurs, on se sentait loin du passé dans ce misérable hameau d'où semblait avoir disparu jusqu'au souvenir de la prospérité qu'y avait rencontrée quarante ans plus tôt, le peintre et explorateur Guido Boggiani qui y séjourna à deux reprises, en 1892 et 1897, et laissa de ces voyages d'importants documents ethnographiques, une collection qui se trouve à Rome et un gracieux journal de route.33

  • 34 Don Guido explotó la leña de quebracho y algarrobo en sus asentamientos cedidos por el gobierno par (...)

17Uno de los fundamentos de la antropología estructural son los sistemas de parentesco estudiados por Lévi-Strauss en su tesis de doctorado presentada en 1948 : La vida familiar y social de los indios Nambikwara y las estructuras elementales del parentesco, y bien podemos afirmar que don Guido lo puso en práctica conviviendo durante meses con los Chamacocos de sus obrajes34 en el Alto Paraguay, y sobre todo dos veces con un grupo desconocido que no dependía de él como mano de obra, los Caduveos del Matto Grosso, en 1892 y 1897.

18En realidad, el entender y usar esas estructuras de parentesco, basadas en alianzas entre las familias más poderosas, fue para el Genio de Omegna una cuestión de supervivencia. En efecto, sin el apoyo logístico y la amistad de los capos de la tribu aliados entre sí , como el Capitãozinho, Joãzinho y el Teniente, nuestro explorador no hubiera sobrevivido, pese a estar rodeado por un grupo de expedicionarios medio mercenarios que supuestamente lo hubieran protegido en caso de conflicto. De hecho, el mayor peligro lo corría él, siendo el dueño de la pinga : – aguardiente de caña, que guardaba por la noche debajo de su catre y que los Caduveos tomaban con exceso para atender sus rituales –, y que intercambiaba con cueros de venado y diversas piezas etnográficas.

19Boggiani entendió de forma intuitiva y a la perfección los signos del sistema de parentesco de ese grupo indígena en vía de extinción, y se integró perfectamente, siendo él un nuevo signo dentro del sistema, compatible con los demás. La relación amistosa que entabló con Uillíli, el hijo del teniente y el sobrino del Capitãozinho, es en este aspecto muy reveladora de su capacidad de empatía y su profundo interés y respeto por las tradiciones indígenas :

Esta noche el hijo del teniente me regaló una bonita sandía recogida poco antes en su chacra. Agradecí el don gentil y le pedí que la dividiera conmigo ; así que la llevé a su casa, donde, sentados a la turca sobre el catre, la dividimos fraternalmente.

Para corresponderle su gentil atención, le regalé, en el mismo instante, un lindo cuchillo de caza japonés que llevaba siempre conmigo y provocaba la admiración de todos.

Quedó mudo de sorpresa, no pudiendo acreditar tanta generosidad y no pudiendo expresarse en portugués, porque no sabe una palabra de esa lengua, me dio a entender cuan grato estaba mirándome con sus lindos ojos, más expresivos y elocuentes que cualquier frase.

  • 35 Muchos suponen sin pruebas que el lindo Uilílli fue el novio predilecto de Bogianni -lo volvió a ve (...)

Su nombre es uno de los más dulces que oí hasta ahora. LLamase Uilílli con un acento en la segunda i.35

Tendrá entre dieciséis y diecisiete años y es precioso. El cabello negro y liso, como es común acá, dos grandes ojos negrísimos llenos de dulzura ornados de largas pestañas suaves, encimadas por dos cejas de arco bien delineado, y los rasgos del rostro extraordinariamente finos, lo cual, con la perfección de formas de las manos y de los pies y la proporción general de los otros miembros del cuerpo, más delgados que gordos, muestra a la evidencia la pureza de sangre que corre por sus venas.

Al contrario del uso general, no se raspa las cejas ni las sobrecejas, tal vez porque es aún muy joven. ¡Qué pena que no comprenda el portugués y no podamos conversar juntos : hubiera podido contarles tantas cosas interesantísimas para él !

Mi acto generoso fue comentado de forma bastante favorable en la aldea y me ganó la buena voluntad de muchos que antes me encaraban con indiferencia o desconfianza.

Comienzo ahora a entrar en familiaridades con esta gente que se siente no muy poco lisonjeada en su amor propio al ver que un europeo, y no uno de esos habituales portugueses groseros y libidinosos, mas un señor que sabe tantas cosas, que viajó tanto y que, según ellos, es tan rico (¡pobrecitos, se conforman con tan poco !) y que en lugar de tratarlos con desprecio, engaño y los malos modos que se les suele aplicar, se junta con ellos fraternalmente y se interesa en todo lo que les concierne, sin abusar de su ignorancia en los negocios y encima se muestra insólitamente generoso.

Uilílli está radiante de alegría y los otros jóvenes elegantes del país le envidian el lindo cuchillo.

Y en mi honor se lanzó inmediatamente al tambor y tocó la flauta y todos volvimos a bailar con más entusiasmo de lo habitual ; y aunque mis pies todavía no se prestasen a eso de muy buen grado, no me fue posible eximirme de participar, yo también.

Uilílli, agradecido, estuvo a mi lado toda la noche e hizo todo lo posible para enseñarme los pasos.

  • 36 Os Caduveos, Editora da Universidade de São Paulo, 1975, p. 149. Dos páginas más adelante, se nota (...)

Me parecía empezar a entender unas cositas ; mas, muy pronto cansado, dejé pendiente el profundizar más el estudio de este problema en cuatro tiempos para una próxima y mejor ocasión, y me fui a dormir.36

  • 37 Los Caduveos lo apodaron Bett'ra, el gran chamán, por sus numerosas curas, y nunca lo olvidaron, mu (...)
  • 38 Es de notar que en casi todas sus fotos los indígenas sonríen – lo que no es el caso en fotografías (...)
  • 39 Don Guido fue un gran amimador de sus tertulias e incluso director de su famosa Revista donde publi (...)
  • 40 Por ejemplo, I Ciamacoco, Torino, 1894.

20« Al entrar en familiaridades » y al bailar toda la noche con el bello Uilílli, don Guido anticipa e incluso sobrepasa – pese al estado lamentable de sus plantas de pies, por ser su segunda noche de baile seguida, descalzo y vestido con la indumentaria caduvea – los métodos más empáticos de la antropología moderna y muestra una perfecta transculturación con los Caduveos.37 Es más, no sólo brilla en lo humano sino en sus acercamientos pluridisciplinarios, en efecto, se hace musicólogo transcribiendo las melodías indígenas en partituras caseras, dibujando esquemas de los pasos de sus danzas, se hace lingüista al redactar unos léxicos indígenas, se hace botánico al describir plantas, se hace entomólogo al describir insectos, se hace geólogo al describir minerales. Por si fuera poco, pinta su entorno selvático, además, en el segundo viaje de 1897, les saca fotos siendo uno de los primeros en capturar su alma,38 por su complicidad por ellos, y luego será el primero en redactar monografias sobre algunos grupos étnicos paraguayos en el seno del Instituto Paraguayo39 y de la Società Romana di Antropologia.40

21En una palabra, Boggiani era totalmente polifacético, como si su corta vida necesitara de esa fiebre creativa y científica, de ese frenesí por el otro y lo ignoto, de esa intensa densidad vital, para compensar el poco tiempo que le fue dado para vivirla...

22Empero, pese a todas esas cualidades, la figura de Boggiani, como la de Bonpland, no tiene el lugar debido en la cadena del americanismo, ambos son eslabones perdidos, geniazos olvidados, y puesto que ya no me ilusiono con ser el creador de una cátedra Bonpland en La Rochela, y menos de una de Boggiani en Milán, por el poco crédito que se me da en el ámbito universitario francés o italiano, me resolví a escribir una novela historiográfica por cada personaje, procurando rescatar sus importantes trayectorias científicas y vitales, esperando a que un día alguien se entere por fin de lo válido de mis propuestas...

Haut de page

Notes

1 La famosa biografía de Ernest-Theodore Hamy sobre Bonpland está en línea :
http://archive.org/stream/aimbonplandm00hamy - page/n5/mode/2up.

2 Compartimos con Cédric la misma rara trayectoria : desde los Correos hasta la Universidad ; otros mucho más famosos que nosotros, como Bukowsky pasaron también por las salas de batallas, de cartas y letras...

3 Se suele definir al americanista como a una persona que se dedica al estudio de las culturas americanas, al americanismo como el conjunto multidisciplinario de estudios relativos a América, se acuñó el término en Francia con el primer Congreso de Americanistas, en la ciudad de Nancy, en 1875. 
http://www.filosofia.org/ave/001/a051.htm

4 Charles-Marie de la Condamine : 1701-1774, matemático, geógrafo y explorador francés, que se hizo famoso pasando diez años de su vida, de 1735 a 1745, midiendo la longitud de un grado de meridiano terrestre en las proximidades del Ecuador, con Godin y Bouguer, acompañados por el botánico Jussieu, y que preparó el primer mapa del Amazonia basado en observaciones astronómicas, siendo el primer científico en bajar el río Amazonas, de Ecuador a Guyana Francesa, durante el últino año de su expedición.

5 Antoine Laurent de Jussieu : 1748-1836, el más famoso de todos los Jussieu – una familia de botánicos ilustres del XVIII y XIX – fue el primero en publicar una clasificación natural de las plantas con flores, a partir de los trabajos inéditos de su tío, Bernard de Jussieu : 1699-1777. Antoine-Laurent será uno de los maestros en botánica de Aimé Goujaud-Bonpland y su hermamo mayor, Michel Goujaud-Bonpland, en el Muséum d'Histoire Naturelle, en París. Véase mi novela de Bonpland : Le voyage sans retour d'Aimé Bonpland, explorateur rochelais, L'Harmattan, París, 2010 : ''Nous suivions parallèlement les cours révolutionnaires de classification botanique d’Antoine Laurent de Jussieu, hérités de son oncle, au Muséum d’Histoire Naturelle''. 
http://www.harmattan.fr/index.asp?navig=catalogue&obj=livre&no=31196

6 Félix de Azara (1742-1821) : después del Tratado de San Ildefonso, en 1777, su meta consistió en delimitar los territorios americanos entre España y Portugal, entre 1781 y 1801, algo bastante terrenal comparado con las metas de Humboldt y Bonpland, de medir el mundo americano, sin divisiones estratégicas, incluyéndolo en el universo.

7 Georges Louis Leclerc, conde de Buffon (1707-1788) : matemático y naturalista francés que pretendía compendiar todo el saber humano sobre la naturaleza, en su gigantesca obra en 44 volúmenes : Histoire naturelle. Su enfoque enciclopedista e universalista influyó en Diderot y posteriormente en Humboldt y Darwin.

8 Charles Darwin : 1809-1882, publicó su famosa teoría un año después de la muerte de Bonpland, y dos años antes de la de Humboldt, y siempre consideró a ambos como sus maestros. Véase la teoría de la evolución completa en línea.
http://www.edu.mec.gub.uy/biblioteca_digital/libros/D/Darwin%20Charles%20-%20Origen%20de%20las%20especies.pdf

9 Memorias de un muerto, el viaje sin retorno de Amado Bonpland, Servilibro, Asunción, 2010, p. 217-218.
N.d.C. http://www.servilibro.com.py/libreria/productos/memorias-de-un-muerto-el-viaje-sin-retorno-de-amado-bonpland

10 Actes Sud, París, 2006, p. 131, traducción de Juliette Aubert, Die Vermessung der Welt, Rowohlt Verlag GmbH, Reinbek, Hamburgo, 2005.

11 En este caso, Humboldt al crear nuevas disciplinas como el vulcanismo y la geografía física, irá más lejos que Bonpland, ya que el charentés al mismo tiempo, decidió dejar la botánica de gabinete y fundirse en la selva, en sus estancias de São Borja y Piratiní, en Río Grande do Sul, y luego de Santa Ana, en Corrientes, sin dejar de seguir viajando y herborizando. Durante toda su vida, mandó al Museum d'Histoire Naturelle en Francia unas 60 000 plantas, de las cuales 6 000 eran desconocidas. Ahora bien, podría ser objeto de lindo debate saber cuál de los dos sirvió más la naturaleza : ¿el racionalista o el empirista... ?

12 El 23 de junio de 1802 realizaron esta hazaña : '' ...dicha ascensión en 1802, de un monstruo culminando a 6 328 metros, está a la altura de la grandeza de nuestros dos Genios, y sobre todo de su increíble solidaridad y tenacidad. En efecto, ambos alcanzaron, agarrándose de la mano, por así decirlo, la altitud de 5 878 metros, sólo un infranqueable barranco aún los separaba de la cumbre. Todos sus compañeros de aventura, a pesar de ser casi todos ecuatorianos, como Carlos Montufar, cayeron uno tras otro, como moscas, víctimas del frío, del soroche y de la falta de oxígeno. En las condiciones de la época, sin ninguna noción de alpinismo, sin medios materiales, nuestros dos compinches fueron entonces los dos hombres más altos del planeta, sólo Gay Lussac* los ganó dos años más tarde, pero en Montgolfier…'' Memorias de un muerto..., nota 27, p. 44. * Louis Joseph Gay Lussac : 1778-1850, el famoso químico y físico limosino, -inventor de la famosa ley epónima, que dice que un gas se expande proporcionalmente a su temperatura con presión constante-, fue el prinero en elevarse a la altura de 7 000 metros en globo aerostático.

13 Les arpenteurs du monde, ibid, p. 290 : « Les faits, répéta Humboldt, il restait encore les faits, il allait tous les mettre par écrit, un ouvrage gigantesque rempli de faits, chaque fait de l'univers, contenus dans un seul livre, eux et rien d'autre, la totalité du cosmos une fois encore mais dénué d'erreurs, de chimères, de rêves et de brouillard ; des faits et des nombres, dit-il d'une voix mal assurée, eux pouvaient peut-être sauver l'homme ».

14 El grado de deculturación de Bonpland alcanzó lo máximo, fue tan grande la obliteración de Francia en su mente que otro explorador rochelés, el famoso Alcide d'Orbigny, se alarmó ante semejante situación : « Mais je trouvai quelque chose de triste dans cette complète oblitération de la langue, des habitudes et des goûts de la patrie, comme s'ils ne faisaient pas, en quelque sorte, partie intégrante de l'homme ». Voyage dans l'Amérique Méridionale, Argentine, La Rochelle, Éditions La Découvrance, 2006, p. 218.

15 Karl Friedrich Gauss, 1777-1855, matemático, físico y astrónomo alemán, profesor de astronomía en el observatorio de Gotinga, es considerado como el padre de la geometría moderna, además, sus estudios sobre el magnetismo culminaron con la invención del primer telégrafo eléctrico en 1833.

16 Les arpenteurs du monde, ibid, p. 223. Y eso pese a una estrecha colaboración cultural entre las ciudades de La Rochela y Corrientes cuyo eje es Bonpland, y a pesar del primer coloquio internacional Bonpland en la F.LA.S.H. de La Rochela, en noviembre de 2010, que ni siquiera desembocó en la creación de una cátedra Bonpland :
http://fllash.univ-larochelle.fr/IMG/pdf/Programme_colloque_Aime_BONPLAND.pdf

17 Salió de la estancia Los Médanos, cerca de Puerto 14 de mayo, en el extremo norte del Alto Paraguay, en octubre de 1901, rumbo noroeste hacia Bolivia, en busca de los míticos Chamacocos Bravos o Tumanahá, supuestamente indios barbudos, y no volvió nunca más ya que lo habrían asesinado. A partir de los pocos datos conocidos, fijamos con amigos el supuesto punto de su muerte en un mapa, ahora convendría financiar una expedición para establecer definitivamente ese lugar de mala muerte, si la hay, y dejar ahí una lápida en reconocimiento de sus extraordinarias labores etnográficas sobre varios grupos indígenas del Paraguay.

18 La mayor colección se encuentra en el Museo Pigorini de Roma, pero hay también muchísimos objetos indígenas colectados por él en museos de Praga, Berlín y Viena. En cuanto a sus cuadros, están diseminados por todo el mundo, en collecciones públicas o privadas, en especial en Paraguay en este último caso. Pero el precioso aunque chiquito Museo del Paesaggio en Cussonio-Verbania, en Lombardía, vale la pena ser mencionado por su valiosa aunque escueta colección de pinturas de la regíon piamontesa y lombarda de Boggiani y otros pintores locales, como Francesco Paolo Michetti, y Filippo Carcano, sus maestros, fíjense en especial en su cuadro más famoso All' ombra dei castagni, que le valió el premio Príncipe Umberto en 1903, a la temprana edad de 22 años :
http://www.museodelpaesaggio.it/bosco-di-castagni-sopra-stresa-collezione.aspx

19 Hoy en día, el hotel Bristol ocupa el predio donde estaba el caserón de los Boggiani : « Porque en realidad, éramos todos de Stresa, a orillas del Lago Mayor, y sin esa estadía profesional de mi padre en Omegna, hubiera nacido en mi querida Stresa, en mi amada '' Villa Mercedes'', en '' La Fotografía'', así se llamaba mi caserón de tres pisos, con vista panorámica al Lago y a Isola Bella, porque mi papá había puesto ahí un negocio de fotos », Yo, Guido Boggiani, sin publicar aún, p. 14.

20 Guido Boggiani, entre la memoria y el olvido, Fundación de Historial Natural del Paraguay Félix de Azara, colección Azara, n° 1, Asunción, 2009.

21 Lo sguardo del viaggatore, vita e opere di Guido Boggiani, Novara, Interlinea Edizioni, 1997.

22 1852-1926. Explorador, geógrafo y fotógrafo italiano, hizo tres expediciones de importancia por el Amazonia, como Boggiani, fue un gran estudioso de las culturas y lenguas indígenas locales, se murió de lepra en Manaus, al final de su último viaje.

23 1845-1909. Catedrático de zoología en el Instituto Superior de Florencia, vicepresidente de la Sociedad Italiana de Antropología y Etnología, socio honorario de la Sociedad geográfica Italiana, como naturalista, descubrió numerosas nuevas especies de aves y peces de Italia y del Mediterráneo, incluso en 1876, organizó una expedición a Laponia, con otro amigo íntimo y mentor de don Guido, el médico-viajero Paolo Mantegazza. Véase Guido Boggiani, entre la memoria y el olvido, ibid, nota 79, p. 111.

24 1831-1910. Famoso médico, neurólogo, fisiólogo, antropólogo, viajero y escritor italiano, nacido en Monza, cerca de Milán. A pesar de tener una visión europeocéntrica, sus diarios no carecen de interés antropológico, y sus colaboraciones con Darwin, pese a sus orientaciones racistas, fueron fundamentales a la hora de sentar las bases de su teoría de la evolución de las especies. Por su uso personal de la cocaína a fines científicos, se iguala con Freud, y por si fuera poco, publicó un montón de libros sobre sexología muy audaces para su época ; Paolo Mantegazza fue un tipo dotado de mucho ingenio, un politécnico de alto nivel y otro Maestro de don Guido... Véase Guido Boggiani, entre la memoria y el olvido, íbid, nota 81, pp. 113-114.

25 No obstante las dicotomías pictóricas y políticas entre Francia e Italia en aquel entonces, otros famosos artistas-viajeros galos como Arthur Rimbaud o Paul Gauguin experimentaron el mismo malestar existencial que don Guido y al buscarse a sí mismos, fueron aspirados por el otro y su cátedra infinita de lo ignoto.

26 La madre de Guido, Clelia Gené, era hija de un notable profesor de zoología y entomólogo de la Universidad de Torino : Giuseppe Gené : 1800-1847.

27 Yo, Guido Boggiani, sin publicar, pp. 20-21.

28 Según Julio Rafael Contreras Roqué, ibídem, nota 149 p. 202, Guido Boggiani fue en su tiempo, « un típico americanista », porque en sus obras « concurren diversos campos cognitivos destinados al conocimiento científico de las sociedades americanas ».

29 Se volvió el mayor especialista de los narcocactus y experimentó sus efectos alucinógenos en su propia persona ; durante la segunda guerra mundial fue resistente y hecho prisionero por los nazis, se suicidó inyectándose a sí mismo el tétanos.

30 En especial al Alto Paraguay con los Chamacocos pero también fue el primero en recorrer todo el curso del río Pilcomayo, entre 1903 y 1905, hazaña poco común ya que poco tiempo antes dejaron la vida en lo mismo otros famosos exploradores como Jules Nicolas Crevaux : 1847-1882 y Pedro Enrique de Ibarreta : 1859-1899.

31 1895-1966 : hizo una clasificación de las lenguas amerindias que en su época fue la más completa jamás hecha, coincidiendo en muchos aspectos con la de Paul Rivet.

32 « Se trata de un área multi e interdisciplinaria en la que concurren diversos campos cognitivos destinados al conocimiento científico de las sociedades americanas, sus habitantes originales y el poblamiento postcolombino y la formación, desarrollo y problemática de las sociedades actuales, desde el punto de vista histórico, social, lingüístico, etnológico, etnográfico, cultural, antropológico y de su historia científica e intellectual », Guido Boggiani, entre la memoria y el olvido, ibídem, nota 149 p. 202.

33 Claude Lévi-Strauss, Tristes Tropiques, París, Éditions Plon, Collection Terre Humaine, 1984, (1955).

34 Don Guido explotó la leña de quebracho y algarrobo en sus asentamientos cedidos por el gobierno paraguayo, así pudo crear dos puertos en el Alto Paraguay : Puerto Esperanza y Puerto 14 de mayo, al sur de Bahía Negra, que siguen existiendo hoy.

35 Muchos suponen sin pruebas que el lindo Uilílli fue el novio predilecto de Bogianni -lo volvió a ver en el segundo viaje al Nalique, de 1897, y le sacó una de sus mejores foto. Si bien en este pasaje hay indicios de su homosexualidad (su fascinación por su belleza juvenil y el hecho de bailar con él toda la noche), no hay nada cierto al respecto y dista mucho de ser lo más relevante
(https://www.facebook.com/photo.php?fbid=261084643976082&set=a.261084173976129.62913.261060787311801&type=1&theater).

36 Os Caduveos, Editora da Universidade de São Paulo, 1975, p. 149. Dos páginas más adelante, se nota aún más su comprensión de lo importante de los sistemas de parentesco : ''Siendo él el sobrino del Capitãozinho, si éste no tuviera hijos varones, le sucedería en el mando de la tribu. Mas el Capitãozinho es joven todavía y, además de la hija que tiene, no tardará en tener otros herederos.'', ibídem, p. 151. Las traducciones son mías.

37 Los Caduveos lo apodaron Bett'ra, el gran chamán, por sus numerosas curas, y nunca lo olvidaron, muchos años más tarde, los visitaron los antropólogos Darcy Ribeiro y luego Maurizio Leigheb, y sus fotos les arrancaron llantos de alegría. ''En el País del Loto, de los Indios Barbudos, de los Chamacocos Bravos, de los temibles Tumanaha, en mi Ignoto Fatal, de sobras conocido ahora con mi prematura muerte, todos recuerdan mi asesinato pero nadie recuerda mi asesino, mis asesinos, cabría decir, porque se multiplicaron las variantes de mi muerte, de forma cósmica, hasta que yo terminara de Bett'ra, de Gran Chamán de los Caduveos, de Mito apenas muerto, por la Belleza de los Otros, cuando visitó a mis amigos del Nalique, Darcy Ribeiro, medio siglo más tarde...'', Yo, Guido Boggiani, p. 12.

38 Es de notar que en casi todas sus fotos los indígenas sonríen – lo que no es el caso en fotografías anteriores de otros etnofotógrafos –, por su amistad con él.

39 Don Guido fue un gran amimador de sus tertulias e incluso director de su famosa Revista donde publicó por ejemplo : « Compendio de etnografía paraguaya », en 1900, un año antes de su prematura muerte.

40 Por ejemplo, I Ciamacoco, Torino, 1894.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Éric Courthès, « Amado Bonpland y Guido Boggiani : eslabones perdidos del americanismo », Amerika [En ligne], 10 | 2014, mis en ligne le 30 juin 2014, consulté le 27 juin 2017. URL : http://amerika.revues.org/4784 ; DOI : 10.4000/amerika.4784

Haut de page

Auteur

Éric Courthès

eroxa_courthes@hotmail.com

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

© Tous droits réservés

Haut de page
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Logo ERIMIT - Equipe de recherche interlangues : mémoire, identités, territoires
  • Les cahiers de Revues.org