Navigation – Plan du site
Comptes-rendus
Littérature

Eliana Machado, Locus Brasilis

Lima, Editorial Mesa Redonda (Serie Taquicardia), 2012
Domingo de Ramos
Référence(s) :

Eliana Machado, Locus Brasilis, Lima, Editorial Mesa Redonda, 2012.

Texte intégral

1Locus Brasilis es un complejo libro de la poeta brasileña y trilingüe Eliana Machado, que actualmente radica en Europa y por primera vez publica en el Perú. El volumen, el segundo de la autora luego de Blanco en el blanco, que apareció en Sao Paulo, consta de tres partes bien definidas, que corresponden a los tres reinos de la naturaleza. En poesía esto se traslada al hombre con sus respectivos correlatos del animal como ser destructivo, pero también conciliador y hasta protector de un mundo en constante peligro. En este caso el libro le da importancia a la naturaleza para salvarla de su extinción, como si se tratase de un mundo que ya no volverá a ser el mismo si no se le preserva ni se le cuida.

2Así, Machado asume temas de palpitante actualidad como la defensa del ecosistema frente a la acción depredadora del hombre que cuenta con un poder hegemónico que impera ya globalizado y que es una amenaza tanto a la propia humanidad como a todo lo que lo rodea. De estos temas trata la primera parte del libro, titulada “Locus solus”, aunque el hombre se ve zoomorfizado, ya sea como una tortuga o un águila que entra a la selva oscura en una sueño tropical. Por ejemplo, cuando dice : “Y ahora, rapaz, ¿qué árbol soportará tus plumas al final del incendio ?”.

3En estos críticos momentos que la humanidad está viviendo y en que padece los grandes cambios climáticos producto de su constante desprecio al lugar donde habita es que la poeta se pregunta hasta dónde seguiremos destruyendo y consumiéndonos con nuestras veleidades de seres superiores ante los otros y ante nosotros mismos.

4Y por donde quiera hay haces de interrogación, que pueden ser un enigma del aire de un molécula del sueño de la palabra nunca dicha, un indagar constante sobre el porqué de la muerte, de la angustia existencialista, de la destrucción del planeta, del derrumbamiento humano, por todos los rincones visitados y hasta por los desconocidos paisajes. Así nos dice en este poema “Piel de zapa” su agónico Homo sapiens erectus :

Ya no respira,

No sonríe

Están fijas sus pupilas.

El hombre roca

Trae una mirada

Como flojo cognac

En la arcilla,

5evocando claramente el “Idilio muerto” de Vallejo. Este hombre que se nos presenta es hombre roca y transmite una canción crepuscular, con su voz del más duro cristal para un inmenso catafalco donde puede yacer todo el tiempo sangrante, toda la muerte insólita, todo el dolor y las miserias que circundan el tiempo de hoy.

6En la segunda parte del libro, “Locus terribilis”, o “Lugar terrible”, vemos al hombre en su dimensión exacta y su miseria existencial. Cito :

Puedo alumbrar los versos más tenebrosos esta noche

Estrellas fugaces tajan el cielo

Y aquí dentro todo hierve

Se quejan las notas del ébano piano

Y sangra el poeta letras de belladona.

El mecanismo de la clepsidra seguirá su rutina

Mecido por la mano del hombre

El mismo que tiempla la capa para la embestida

Y espera el cuerno del diablo

Vomitando su fuego.

7Aquí se hace un guiño a Neruda, pero, como se verá, no es nada auspiciosa la residencia del hombre en esta tierra, y Machado le reclama su autocompasión, condena su inercia al no tratar de salir airoso frente al acosamiento que le plantea el devenir de los días.

8Esta segunda parte, “Locus terribilis”, es donde se muestra al hombre tal como el epígrafe dice al inicio del libro :

El hombre duerme como cualquier animal

Sueña como un niño

Y se conduce como una bestia.

9Es su propio verdugo y a la vez su cancerbero, que no deja de gozar de la libertad de alcanzar algo porque es siempre una amenaza. Así nos lo advierte en el poema “Relatividad del microcosmos”. Cito :

Se invita a tu morada

El microcosmos de tu peor pesadilla

Todos tus recelos se han visto agrandados

Han tomado proporciones alicíacas

Tus prioridades han cambiado

Tus ansias se han renovado

Y tu antigua pasión risueña,

No está en esta escena :

Tú sigues viajando

Entre los átomos.

10Estos cambios repentinos, esta inestabilidad, es lo que lo convierte en su peor pesadilla. Por este camino van “Katana” o “A un ahorcado”, otros dos brillantes poemas del conjunto. Los signos fúnebres del momento se avizoran enseñoreándose sobre nuestras cabezas.

11Y llegamos a la tercera parte del libro, “Locus Eroticus”, donde la poeta Eliana Machado ha asimilado las fuentes universales de la poesía erótica. Allí se puede ver la síntesis entre la sensualidad y la transcendencia. Sin apasionamiento, pero con ardor y lucidez irónica, se desgranan sus textos y van cayendo en la fresca imaginación de los lectores.

12La de Machado es una poesía que apunta a la trascendencia iluminada por el sol del deseo, lo que expresa en versos decantados, intensos, ricos en sugerencias y vibraciones viscerales, con un buen manejo expresivo donde el cuerpo, el placer, el objeto amoroso se cristaliza como un canto redondo y como algo subliminal a la vez, y que no es sólo poesía erótica y del cuerpo : es también poesía existencia hasta llegar a lo metafísico.

13Salud a esta voz que nos llega desde otras latitudes para decirnos lo que siempre hemos querido escuchar.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Domingo de Ramos, « Eliana Machado, Locus Brasilis », Amerika [En ligne], 8 | 2013, mis en ligne le 19 août 2013, consulté le 25 mars 2017. URL : http://amerika.revues.org/3772

Haut de page

Auteur

Domingo de Ramos

Poeta y sociólogo de la Universidad de San Marcos

Haut de page

Droits d’auteur

© Tous droits réservés

Haut de page
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Logo ERIMIT - Equipe de recherche interlangues : mémoire, identités, territoires
  • Les cahiers de Revues.org