Navigation – Plan du site
Comptes-rendus
Sciences sociales

Eduardo Restrepo y Axel Rojas, Inflexión decolonial

Popayán, Colombia, Universidad del Cauca, Instituto Pensar, Universidad Javeriana, 2010, 234 pp
Juan Carlos Valencia
Référence(s) :

Eduardo Restrepo y Axel Rojas, Inflexión decolonial, Popayán, Colombia, Universidad del Cauca, Instituto Pensar, Universidad Javeriana, 2010, 234 pp

Texte intégral

1La inflexión decolonial : pensamiento crítico desde América Latina

En la última década del siglo XX y en la primera del nuevo siglo, dos nuevas vertientes del pensamiento crítico y de los Estudios Culturales en Latinoamérica se consolidaron, por lo menos a nivel institucional, en universidades de toda la región. Inicialmente surgió el grupo de los Estudios Subalternos latinoamericanos, que utilizó teorías poscoloniales del sur de Asia así como algunos elementos del Postestructuralismo. Luego emergió el Grupo Modernidad/Colonialidad, que está experimentando un gran auge en Latinoamérica desde principios del nuevo siglo y ha impactado el discurrir de disciplinas como la Historia, la Antropología, la Sociología, la Estética y la Literatura. Actualmente las ideas del Grupo están causando revuelo en sectores críticos de disciplinas como la Comunicación, la Psicología y la Economía Política, y por fin, gracias a algunas traducciones o nuevos textos originales en inglés, están trascendiendo el contexto latinoamericano para propagarse por algunos enclaves académicos en los Estados Unidos, España, Inglaterra, Dinamarca, Alemania y Australia.

2Las ideas del Grupo Modernidad/Colonialidad coinciden en alguna medida con las de los académicos poscoloniales del sur de Asia y el Medio Oriente, pero también existen importantes divergencias. El Grupo, que se concentra en ciertas dinámicas propias del contexto latinoamericano, considera que el énfasis de los poscoloniales en las particularidades del colonialismo inglés y francés de los siglos XIX y XX es un ejemplo del eurocentrismo que sigue permeando a la academia Occidental, haciendo caso omiso de otros legados coloniales y de varios siglos de historia de lo que Immanuel Wallerstein describió como el sistema-mundo. Las narrativas históricas distintas y los numerosos conceptos desarrollados por los miembros del Grupo –tales como colonialidad del poder, diferencia colonial, pensamiento de frontera, punto cero y transmodernidad, entre otros– son presentados y discutidos en una literatura académica que ya se puede describir como voluminosa. Circulan varios textos que los analizan en profundidad, pero tal vez Inflexión decolonial : fuentes, conceptos y cuestionamientos es el libro que realiza el esfuerzo más didáctico y comprensivo por acercar a los lectores en castellano a las ideas de esta colectividad de argumentación.

3El libro de los colombianos Restrepo y Rojas está dividido en tres partes : la primera describe los antecedentes de lo que los autores definen como la inflexión decolonial ; luego, la segunda parte es una presentación detallada de las categorías, conceptos y problemáticas clave de este enfoque ; y, finalmente, la tercera hace una crítica reflexiva de las limitaciones e inconsistencias que perciben los autores en el trabajo del Grupo. Las ideas de los más destacados pensadores de esta colectividad (Aníbal Quijano, Enrique Dussel, Walter Mignolo, Arturo Escobar, Catherine Walsh, Santiago Castro-Gómez, Ramón Grosfoguel, Nelson Maldonado-Torres) son descritas, discutidas y relacionadas entre sí. Se explican los matices esenciales del pensamiento de estos autores, tales como la diferenciación entre colonialismo y colonialidad, en gran medida invisible para los pensadores poscoloniales ; la existencia e impacto del lado oscuro de la modernidad, un punto ciego para pensadores críticos contemporáneos como Habermas o Hardt y Negri ; y el error conceptual en la base de la teoría de la dependencia que estableció la distinción entre centro y periferia, la cual hace caso omiso de la escala global y la división racial internacional del trabajo, característica del sistema-mundo desde 1492.

4El libro expone con gran elocuencia y claridad las críticas del Grupo a dos mitos particularmente nefastos. Primero, la idea moderna de una trayectoria lineal de desarrollo que define la historia de la humanidad en coordenadas eurocéntricas con un punto de inicio en la Grecia clásica y un destino inevitable y ejemplar : las civilizaciones “avanzadas”, representadas por Europa y Norteamérica. Grosfoguel se ha referido irónicamente a este mito como “De Platón a la OTAN”, apropiándose del título de un libro de un historiador conservador. En este mito, las otras civilizaciones del planeta son ignoradas o subalternizadas en una narrativa histórica profundamente ideologizada que perdura hasta nuestros días y que es utilizada para legitimar intervenciones militares, políticas desarrollistas sordas a la diversidad y la diferencia, y para catalogar al resto de la humanidad en escalas engañosas. El segundo mito define la diferencia entre un Occidente supuestamente monolítico y el resto de la humanidad como el resultado de tipos raciales y no como la consecuencia de una historia del poder. Como los no occidentales seríamos por naturaleza distintos, más primitivos, primarios, atrasados, incivilizados, una amenaza para nosotros mismos y la civilización, hemos tenido que ser educados, informados, disciplinados, controlados, dominados y explotados. Este pernicioso mito divide el sistema-mundo en binarios : Este/Oeste, Norte/Sur, Primitivo/Civilizado, Mágico-Mítico/Científico, Irracional/Racional, Tradicional/Moderno. Este mito ha sido instrumental en la construcción del ideal de normalidad subjetiva de Occidente (blanco, masculino, heterosexual, educado, trabajador, cristiano). También ha permitido que los no occidentales hayamos pasado de ser caracterizados en el siglo XVI como “gente sin escritura”, a ser caracterizados en los siglos XVIII y XIX como “gente sin historia”, en el siglo XX a ser gente “subdesarrollada” y más recientemente, en el siglo XXI, a ser gente “sin democracia”.

5Quizás el concepto más importante para el Grupo es el de colonialidad del poder, una matriz europea / capitalista / militarista / cristiana / patriarcal / blanca / heterosexual que llegó a las Américas y se convirtió en patrón de poder hegemónico en el sistema-mundo. La colonialidad opera desde afuera y desde adentro de Latinoamérica, es una matriz de poder que intenta subyugar, transformar, crear sujetos y maneras particulares de comprender y vivir, como si fueran naturales, las únicas posibles. En esa matriz, la acumulación de capital se ha combinado con los discursos racistas, sexistas, patriarcales y heteronormativos europeos, pero es claro que a pesar de su hegemonía, lograda por medio de la aplicación de múltiples tecnologías de poder, la colonialidad del poder no es totalizante, no ha logrado erradicar la diferencia en el sistema-mundo. Aunque la colonialidad perdura hasta nuestros días y sus ejes se rearticulan continuamente, es claro cómo la diferencia continúa desafiándola.

6Restrepo y Rojas logran alcanzar con este libro los dos objetivos que se propusieron : introducir las ideas del Grupo Modernidad/Colonialidad de manera clara y contundente, y contribuir a su consolidación por medio de un cuestionamiento reflexivo de algunas simplificaciones o vacios que perciben. La “inflexión decolonial” que explican los autores parece confirmar el final de la ilusoria era de la globalización y marcar el inicio de lo que Wallerstein describió como una bifurcación que dará al traste con el sistema-mundo que ha operado durante los últimos cinco siglos.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Juan Carlos Valencia, « Eduardo Restrepo y Axel Rojas, Inflexión decolonial », Amerika [En ligne], 6 | 2012, mis en ligne le 21 juin 2012, consulté le 25 octobre 2014. URL : http://amerika.revues.org/2963

Haut de page

Droits d’auteur

© Tous droits réservés

Haut de page
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Logo Lira - Université de Rennes 2
  • Les cahiers de Revues.org