Navigation – Plan du site
Mémoire et droits de l'homme

Abuelas de Plaza de Mayo, filial Córdoba

Las prácticas comunicativas como sustento de lucha
Vanesa Bello et Paula Villa

Résumés

Este trabajo se sustenta en un análisis comunicativo y contextual que da cuenta de la identificación e interpretación de las prácticas comunicativas realizadas por Abuelas de Plaza de Mayo, filial Córdoba bajo las presidencias de Raúl Alfonsín, Carlos Menem y Néstor Kirchner pues dichos mandatos han tenido grandes diferencias en materia de DD.HH. La organización supo valerse de vastas formas expresivas y/o estéticas con fines comunicacionales, políticos, sociales y culturales que hicieron posible el logro de sus objetivos. La comunicación, al principio sin saberlo, brindó mayores posibilidades para su lucha perseverante y cotidiana: permitió la consolidación en el espacio público, la construcción de una memoria y una identidad colectiva fuerte y con gran legitimación social, reforzó la unidad interna y multiplicó las redes sociales externas. Por ello, las prácticas operaron como pilares en la búsqueda de los nietos priorizando, cada vez más, su perfeccionamiento.

Haut de page

Texte intégral

1A pesar de la oscuridad, la muerte y el silenciamiento imperante en Argentina durante 1976-1983, hubo grietas por donde escaparon las voces diferentes, aparecieron discursos alternativos y opuestos al régimen. Los mismos, fueron producto del surgimiento, entre otros, de los movimientos de derechos humanos, definiéndose como punto de ruptura frente a la dominación autoritaria y como principio aglutinador de su práctica política (Saintout ; 2003:133). Estos actores sociales conformaron una memoria colectiva y a la vez particular, dieron origen a la propia representación, pasaron de la esfera privada a la esfera pública, instalaron su demanda en la sociedad y lucharon por sus derechos.  Siguiendo a la misma autora, podemos expresar que :

A partir de la inscripción de la subjetividad, de las nuevas identidades antes relegadas al espacio privado en el espacio público, las líneas divisoras entre el dominio privado y público son redefinidas. (2003:137)

2Uno de los organismo fueAbuelas de Plaza de Mayo, filial Córdobaquienes evitaron situarse sólo del lado del reclamo para posicionarse en el plano de la acción, buscando formas alternativas (entre ellas, artísticas y expresivas) que le permitieron mantenerse vigentes hasta nuestros días, convirtiéndose en uno de los actores claves en la construcción de una identidad y una memoria colectiva.

  • 1  Verón, Eliseo, La semiosis social. Barcelona : Gedisa, 1981.

3Desde el aspecto teórico, partimos de la base de que el desarrollo y crecimiento del grupo social fue posible gracias a la comunicación, considerando que no es una mera transmisión de mensajes sino una producción social de sentido1, que hace posible la construcción, reproducción y transformación de la sociedad. La comunicación lo es todo y nada puede escapar de ella, abarcando tanto el lenguaje verbal, como los silencios, los gestos, las acciones, el espacio, etc. En consecuencia, en el seno de todo proceso comunicativo se desarrollan las denominadas Prácticas Comunicativas, como enuncia María Cristina Mata :

Son una de las dimensiones fundamentales de la construcción de lo social (…) a partir de la comunicación se van procesando identidades, normas, valores, se van articulando intereses, se van acumulando, y legalizando”. En tanto, constituyen “el espacio de interacción entre sujetos en los que se verifican procesos de producción de sentido. (en Morales, 2001:45-58)

4Años agitados

5En los años de la dictadura (1976-1983) se buscó principalmente comunicar, tanto a nivel provincial, nacional e internacional, lo que estaba pasando y efectuar acciones de reclamo ante diversas autoridades políticas y eclesiásticas tendientes a la aparición de sus hijos y nietos. Es allí donde surgen los primeros elementos simbólicos, tales como, las banderas de lucha o consignas, el pañuelo blanco en la cabeza y la apropiación de espacios públicos que tiene como ejemplo más destacado la irrupción en la plaza – en Buenos Aires circulaban alrededor de la pirámide de Plaza de Mayo y en Córdoba lo hicieron en Plaza San Martín – sitio que se convirtió, al principio, en el lugar de reunión y protesta más característico de ambos grupos. Todos los elementos enunciados fueron claves en la construcción identitaria y como horizontes posibles frente al silenciamiento hegemónico efectuado por los militares.

6Con el fin de la etapa más oscura y la ilusión del retorno a la democracia (Gobierno de Raúl Alfonsín 1983-1989), los desafíos y expectativas para Abuelas se abrieron –pese a la sanción de las leyes de impunidad: Ley de Obediencia Debida y Punto Final- En términos generales se anuló el silenciamiento vivido los años anteriores. El gobierno de Alfonsín selló lazos de solidaridad con los diversos organismos de DD.HH. y permitió a las Abuelas salir a la luz y que la sociedad conozca lo que había sucedido. Así, la democracia brindó un marco de contención y de fortalezas para las Abuelas, y les posibilitó crear un puente entre ellas y la sociedad.

7El Organismo ponderó la difusión de campañas gráficas, confección de afiches, volantes, pintadas, etc., vislumbrando la efectividad de estas prácticas para llegar a un público amplio con poca inversión. Y pese al sombrío contexto de miedo y desconfianza todavía palpable, las Abuelas mantuvieron las tradicionales marchas en la plaza pero también buscaron prácticas comunicativas alternativas, como ser paneles en las universidades o en los sindicatos, encontrando así nuevos espacios donde hacer pública la búsqueda de los nietos desparecidos.

8En este sentido, aprovecharon la visibilidad que les concedía la industria cinematográfica. Puesto que la lucha de Abuelas tuvo un fuerte impulso mediático con la película de Luis Puenzo “ La historia oficial ”, la cual fue la primer producción nacional en ganar un premio Oscar a la mejor película extranjera en marzo de 1986. El argumento de la misma narra la historia de una mujer que descubre que su hija adoptada podría ser hija de desaparecidos cuando aparece una abuela buscando a su nieta, y asumirá una conciencia política pese al hermetismo violento que quiere infligir su marido en el seno familiar.

9Paralelamente, dos fueron las campañas gráficas de mayor trascendencia; una “ Mi abuela me está buscando. Ayúdenla a encontrarme ”, y en junio de 1987, “ Buscamos dos generaciones, rechazamos la ley 23.521 de obediencia debida ”, con fuertes apelaciones al grupo social en su totalidad y al gobierno para pedir a ambos su colaboración y compromiso.

10Con la década menemista (1989-1995 y 1995-1999), se profundizó la impunidad y la injusticia ya que el Presidente electo dictó indultos. A pesar de tal retroceso, las Abuelas continuaron con su demanda, consignas y símbolos ; se valieron de nuevas formas para comunicarse, ampliando los espacios de visibilidad pública. Lograron la adhesión de los mismos jóvenes restituidos e hicieron partícipe a los nietos de su propia búsqueda. Al mismo tiempo, la Asociación dejó de lado los pedidos de restitución a la familia biológica y focalizó el reclamo hacia la recuperación de la identidad.

11Pasó el tiempo y Abuelas ya buscaba a adolescentes, que se encontraban en una etapa de cuestionamientos generalizados ; lo cual introdujo significaciones en la búsqueda. Las escuelas se solidificaron como espacios claves en la construcción de la memoria; la tarea no era solamente informar a las nuevas generaciones sobre lo que había sucedido, sino también plantear la duda en aquellos chicos que pudieran ser adoptados y desconocieran la historia de su familia biológica. El Organismo fue reacomodando sus prácticas a partir del “ otro ” ya que ellas constituyen el espacio de interacción entre sujetos que imbrican sentido.

  • 2  Se explicará con más detalles a continuación.

12La comunicación y las representaciones estéticas se orientaron tanto hacia lo gráfico (Campañas : “ Mi Abuela me sigue buscando…díganle dónde estoy. Restitución es regreso a la vida ”, “ ¿ Dónde están nuestros nietos ? ” y “ Nietos desparecidos, busquémoslos ”) ; como también a lo radial. En tanto, con el ingreso de los nietos dentro de la Organización, comenzaron a realizarse diferentes actividades creativas y novedosas dentro del ámbito artístico ; en esta época surgieron los primeros Teatros por la Identidad2(en adelante TXI) y Música por la Identidad. Del mismo modo, se desarrollaron talleres literarios y fotográficos, congresos y seminarios.

13Otra forma de difusión fue la que se empezó a realizar en los estadios de fútbol, con la irrupción de las Abuelas en un espacio multitudinario e inusual con carteles expresado su lucha y despertando la conciencia. Dentro del mismo eje, en noviembre de 1997 se produjo una nueva alternativa de acercamiento, el primer Rock por la Identidad que fue acompañado por el lanzamiento de la campaña nacional “ ¿ Vos sabés quién sos ? ”, donde se apelaba directamente a todas aquellas personas que asistieron al festival y que respondían en su mayoría a la franja etaria de los chicos que habían nacido durante la dictadura.

14En sí, Abuelas fue un actor de gran versatilidad pese a las trabas que los gobiernos democráticos de Alfonsín y Menem impusieron. Por el contrario, potenciaron sus acciones buscando espacios alternativos como el acercarse a las instituciones educativas para hacer fuerte su discurso ; resignificándose con el correr de los años y ampliando su público reflexivo. El hecho de que los chicos que se buscaban ya eran jóvenes influyó para que se idearan nuevas prácticas comunicativas que resultaran atractivas a esta franja etaria, irrumpiendo en espacios antes inimaginables.

15Finalmente, bajo el Gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007), se dio un gran impulso al tema de los DD.HH. y en particular a la demanda de Abuelas de Plaza de Mayo. Además incorporó a su gabinete a reconocidas personalidades ligadas a dichos organismos y en su discurso de asunción planteó : “ Llegamos sin rencores pero con memoria ”, lo cual marcaba tendencia en su política de acción. Es importante resaltar que la labor gubernamental más destacada fue el enjuiciamiento a los responsables por crímenes de lesa humanidad ocurridos durante la última dictadura militar, anulándose las Leyes de Obediencia Debida y Punto Final y declarándose la inconstitucionalidad de las Leyes de Impunidad.

16Según el Gobierno nacional y el propio Organismo, los DD.HH. pasaron a ser una política de Estado, se abrieron nuevos espacios de trabajo y se facilitaron acciones que favorecieron a la institucionalización de una identidad y una memoria colectiva. Bajo este contexto favorable y una amplia disponibilidad de recursos gráficos, audiovisuales, artísticos y tecnológicos, el Organismo desarrolló diversas prácticas comunicativas que permitieron llegar a la sociedad en su conjunto, mantener su búsqueda y ganar legitimidad y reconocimiento en el espacio público.

17En el 2004, se conmemoraron 28 años desde la instauración de la última dictadura militar, en este nuevo aniversario se produjo el traspaso de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) a los organismos de DD.HH, consiguiéndose la transformación del Centro Clandestino de Detención (en adelante CCD) en un espacio para la memoria, hecho trascendente y de notable reconocimiento a la lucha que durante años desarrolló el movimiento. Por supuesto, la expropiación de este sitio significó el desplazamiento de las FF.AA. de los lugares de poder simbólico y se reafirmó la desaprobación de lo acontecido durante el gobierno dictatorial.

  • 3  Ubicado en el Pasaje Santa Catalina 66, entre la Catedral y el Cabildo. Fue comandado por el comis (...)
  • 4 Allí fueron detenidas y torturadas unas 2.500 personas entre 1976 y 1979.

18En la provincia de Córdoba sucedió algo similar con dos espacios pertenecientes al ámbito militar y que en el año 2006-2007 les fueron cedidos. El primero fue el Departamento de Inteligencia de la Policía, más conocido como D-23(en la actualidad funcionan la Comisión y el Archivo Provincial de la Memoria) y en segundo lugar, el presidente Kirchner traspasó el ex CCD La Perla4, conocido también como la Universidad. Según Elizabeth Jelin, estos espacios son “ vehículos de la memoria ”, a partir de los cuales los organismos sociales materializan particulares sentidos o representaciones del pasado resultantes de luchas políticas y simbólicas. Dichos espacios físicos permiten la rememorización pública, colectiva y abierta a la reinterpretación y resignificación de las experiencias (Jelin, 2002 :17-37).

19Otros espacios donde se manifiestan las representaciones estéticas es, generalmente, en las conmemoraciones, fechas donde se da impulso a la memoria, se hace presente en la esfera pública, se reinterpretan los sentidos del pasado, se activan significados políticos, sociales y simbólicos. Tal es el caso de la conmemoración de los 30 años del golpe en donde :

El escenario fue decorado como una puesta teatral. Abajo, murgas de la ciudad tocando bombos al ritmo de batucada. Y arriba, personajes disfrazados de presos que formaban la llamada Comparsa de los cómplices, dedicada a aquellos empresarios, periodistas y miembros de la Iglesia que colaboraron con la dictadura militar. (La Mañana de Córdoba, 25 de marzo de 2006)

20Se levantó un escenario con símbolos alusivos, entre los que se destacaron, los ya tradicionales e identificatorios pañuelos blancos que acompañaron desde los inicios al Organismo, afiches con siluetas de desaparecidos y grandes banderas en las que se pudo leer “ No nos han vencido ”, haciendo explícito que a pesar de que se ha intentado “ callar ” estas voces contra hegemónicas, no han podido y han resistido.

  • 5  Pintor, dibujante y grabador argentino exiliado durante la última dictadura militar, además de suf (...)

21Abuelas de Plaza de Mayo, filial Córdoba no buscó una diferencia en las prácticas comunicativas que se desarrollaron a nivel nacional y que partían de la sede. Sin embargo, en junio de 2005 se organizó una campaña gráfica desde la misma filial para llegar a los 22 jóvenes desparecidos en la provincia, la cual mantuvo el lema “ Entre todos te estamos buscando ”, ideado en Buenos Aires para todo el país. La readaptación de la gráfica se produjo al introducir una ilustración del artista plástico Carlos Alonso5, quien reside en la provincia, lo cual permitió inscribirle una perspectiva local a la campaña. Se realizaron diversas piezas gráficas como afiches, tarjetas, etc.

  • 6  La pintura tiene una imagen femenina en relación a la hija desaparecida de Carlos Alonso.

22Como señaló Wittgenstein “ el arte comienza donde lo que no puede ser dicho puede ser mostrado y exhibido ”, tal es el caso de la obra de Alonso, donde la pintura mostraba a una mujer6 con un rostro inexpresivo, desorientado, frío y distante por no saber quién es, interrogante que se inscribió en su pecho para aludir al desconocimiento de la verdad. Se trata de la imagen de una mujer que deja de lado la imagen de niño. El mensaje estaba dirigido directamente a los posibles nietos, despertando la duda de aquellas personas entre 25 y 30 años e invitándolas a acercarse al Organismo.

23Continuado con las iniciativas locales, en el 2007, miembros de la filial, realizaron una distinción, materializándola a través de la publicación de un libro de poesía de una de sus integrantes, la abuela Irma Molina de Ramacciotti ; titulado “ Mi ciudad sin vos ”. Los escritos reflejan todas las experiencias vividas, los sentimientos más íntimos, las angustias, los sueños, y todo aquello que una  madre y abuela siente luego de que su vida tomara un rumbo diferente al anhelado, producto de las arbitrariedades del gobierno. En los versos también se dejan leer concepciones políticas e ideológicas de su hija, se menciona una época vivida, se impone una oposición entre un “ ellos ” “ invasores malvados, genocidas sin sueños ” y las víctimas empapadas de “ ideales y futuro ”, “ fe en un mundo mejor ”, “ concientización americana y dolor por la patria dependiente ”.

24Es interesante advertir como en esta etapa gubernamental, comenzó a evidenciarse una profundización, impulso e incentivo de prácticas culturales y estéticas que se solidarizaron con la demanda de Abuelas, tal es el caso de TXI, autodefinido como el brazo artístico de las Abuelas de Plaza de Mayo. Teniendo como premisa la necesidad de articular legítimos mecanismos de defensa contra la brutalidad y el horror que significó el delito de apropiación de bebés y niños durante la última dictadura militar y la sustitución de sus identidades. Esta práctica convocó a personalidades del arte, la música y el teatro para tender un puente con el público en general y con los jóvenes que no conocen su verdadera historia mediante modalidades, espacios y apelaciones diferentes a las utilizadas en forma recurrente para cautivar a la sociedad, despertar la duda y motivar el acercamiento a la Organización a partir de un espacio posible.

  • 7  En Córdoba, Música por la Identidad no fue planteada en algún espectáculo público -como ocurrió en (...)

25En Córdoba, TXI tuvo una gran repercusión social, logró un mayor acercamiento de jóvenes a la Organización y permitió poner sobre el escenario la reflexión sobre las consecuencias que la dictadura generó en la sociedad, utilizando para ello un espacio inusual, innovador y atractivo donde poder instaurar un sentido y permanecer en la esfera pública con nuevas formas de interacción social. Además, se realizaron otras disciplinas como ser Escritura por la Identidad (EXI), Danza por la Identidad, Cine por la Identidad, Plástica por la Identidad, Fotografía por la Identidad y Música por la Identidad7. La Organización aprovechó la gran cantidad de opciones culturales como “ estrategias ” para llegar a la comunidad y a sus nietos.

26Con el tiempo, se potencian las prácticas y se focaliza en representaciones estéticas, nació así un CD-ROOM documental titulado “ La pisada del Unicornio ”, publicación a cargo de la filial, pero que contó con la colaboración de TXI y EXI. Se trató de un documento histórico con textos, música e imágenes realizado a partir de un relevamiento de literatura y canciones populares de Córdoba que, frente a la dictadura, funcionaron como herramientas de militancia, testimonio, resistencia y memoria. El sentido primario fue aportar a la conformación de la memoria colectiva, brindando a la sociedad cordobesa una gran cantidad de obras literarias que, en muchas casos, estuvo silenciada, escondida, era leída en las calles o en los bares, iba de “ boca en boca ” y de “ mano en mano ”, y por ello se utilizó tal denominación : “ El Unicornio no se ve, pero está. Tal vez tenga el cuerno quebrado, pero sigue marcando sus pisadas, indistintamente sobre el asfalto y sobre la hierba ” (Extracto de “ La Pisada del Unicornio ”, 2006). Se hizo memoria con diferentes relatos de la memoria.

27Este aporte de obras literarias, canciones populares, fotografías y documentos colaboró con la tarea de construcción de una memoria particular no sólo en relación a los DD.HH. sino a las expresiones artísticas y culturales que funcionaron como prácticas sociales, donde se materializaron sentidos, significaciones, concepciones políticas que buscaron pasar de ser voces olvidadas, a voces oficializadas, legitimadas, cuestión factible dado que la gestión gubernamental legitimó la temática, infundió un horizonte de posibilidades ; y la sociedad se predispuso, mucho más, a evocar ese tiempo pasado.

28A su vez, también el cine colaboró con Abuelas desde un espacio artístico con el documental “ NIETOS, identidad y memoria ”de Benjamín Ávila. Rescata, a partir de los relatos de algunos de los chicos recuperados, la dimensión humana que se produce en el proceso de recuperación de una nueva y verdadera identidad; explorando la forma en que la historia de ayer se inscribe en la del presente y señala un camino para el futuro (En http://www.abuelas.org.ar/​peliculas.htm, fecha de consulta : 19 de julio de 2008). Este film buscó apelar principalmente a los jóvenes que todavía seguían sin conocer su verdadera identidad, generar la duda en ellos, poniendo hincapié en la necesidad de reconstruir el rompecabezas de su historia. Y se centró ya no en las Abuelas de manera directa - aunque sí, indirectamente- sino en los nietos restituidos ; para que a partir de éstos se produzcan procesos identificatorios en aquellos que tienen una identidad falseada.

29En cuanto a los medios de comunicación social, se implementó Radio por la Identidad, a través de Radio Nacional. Posteriormente, el Organismo pensó que la idea de llevar su lucha a la televisión, sería una buena forma de llegar a los jóvenes que se buscaban. En ese contexto, llegó la idea desde canal 11 Telefe(Buenos Aires), de emitir una telenovela que abordara la problemática de los jóvenes apropiados. Con el apoyo y la participación de Abuelas se estrenó en abril de 2006, Montecristo. Sin embargo, éste fue sólo el primer paso ya que en el mes aniversario de las Abuelas, nuevamente Telefé, decidió emitir los unitarios del ciclo llamado Televisión por la Identidad, en donde se contaba la historia de cuatro nietos que fueron buscados y encontrados por las Abuelas. La emisora, buscó llevar adelante un proyecto que denominaron “ ficción comprometida ”, que no sólo mostrara y ratificara lo hecho por el Organismo sino que también ayudara a la búsqueda de los nietos. (http://entretodosteestamosbuscando.blogspot.com, fecha de consulta : 15 de julio de 2008).

30Dichas producciones televisivas facilitaron la apropiación de una temática, escasamente tratada en los medios, convirtiéndolas en productos de alcance masivo y popular. Si bien a nivel Córdoba no se profundizó en estos aspectos, significó una nueva forma de acercamiento, que superó todas las expectativas iniciales. Fueron situaciones que evidenciaron la readaptación constante de las prácticas comunicativas, en donde toda la comunidad es el receptor del mensaje ya que, el Organismo, apela a un nosotros inclusivo en donde cualquiera puede ser un nieto o un conocido del mismo. Es decir, la comunicación externa apunta al conjunto social.

31Las Abuelas, fueron incorporando y adquiriendo símbolos, íconos, espacios y lemas. Así, el abrazo con los nietos fue otra de las recurrencias, en principio, resultado de la esfera emocional dada, pero posteriormente se fue conformando como una práctica comunicativa no verbal que selló cada una de las restituciones, y que conjugó la verdad, la justicia, el dolor, las ansiedades, la esperanza y la alegría del reencuentro. Este gesto emergió como símbolo de la Organización y se hizo expresa en el video institucional de Abuelas de Plaza de Mayo, Córdoba realizado por José García en 2007. El video obtuvo el Premio Nacional de Periodismo otorgado por la agencia oficial de noticias Télam.

32El documental “ 30 años buscándote ” finaliza con una animación que resume el andar de las Abuelas por hospitales, iglesias, por la justicia, cuarteles militares, dando vueltas a la plaza, “ desovillando ” una madeja para finalmente encontrar al nieto, y ese momento se escenifica con el abrazo entre ambos que entremezclan sonrisas y lágrimas. Entonces, se trató de representar el camino transitado por las Abuelas a través de un relato sencillo, comprensible para un amplio público, atractivo visualmente, tomando un concepto de la vida cotidiana : llegar a la punta del ovillo, desenredar las historias, terminar con las confusiones y descubrir la verdad.

33Con las experiencias mencionadas (teatro, deporte, televisión, etc.) se plasmó la difusión de una manera mucho más amplia, evolucionando a niveles impensados, apelando socialmente a la universalidad del derecho a la identidad. Estas prácticas culturales incorporaron el pasado en las perspectivas del presente y el futuro, fomentaron la lucha por la construcción de una memoria colectiva, completando la historia oficial que imperó en el común de la sociedad por muchos años y se logró instaurar diversas interpretaciones del pasado.

34Al retomar las consideraciones iniciales se ha podido establecer relaciones de continuidad y transformación respecto de las prácticas comunicativas, las representaciones estéticas, los espacios y las redes sociales previas, permitiendo acentuar rasgos identitarios, avanzar en la construcción de una memoria colectiva y mantener su objetivo fundante: la restitución de los nietos apropiados.

35Asimismo, el camino transcurrido en nuestra investigación nos despertó nuevos interrogantes por resolver en un futuro próximo, por ejemplo, cuáles deberían ser las prácticas comunicativas del Organismo para adecuarse a los cambiantes escenarios socio-políticos, quiénes prolongarán la lucha de Abuelas y, si los gobiernos y la sociedad continuarán avanzando en la temática de los DD.HH. Por el momento, tenemos la certeza de que las Abuelas siguen y seguirán trabajando con la misma esperanza de encontrar a sus nietos y la misma fuerza de siempre.

Haut de page

Bibliographie

AA.VV., Luchar siempre. Las marchas de la Resistencia 1981-2003, Buenos Aires : Editorial Madres de Plaza de Mayo, 2004.

AA.VV., “ Memorias colectivas ”, Revista Estudios, nº 16, Córdoba : Editorial Comunicarte, 2005.

Abuelas de Plaza de Mayo, Juventud e Identidad. 20 años de lucha de Abuelas de Plaza de Mayo Tomo II, Buenos Aires : Espacio Editorial, 2001.

Abuelas de Plaza de Mayo, La historia de Abuelas 30 años de búsqueda 1977-2007, Buenos Aires : Abuelas de Plaza de Mayo, 2007.

Acuña, Carlos y Smulovitz, Catalina, “ Militares en la transición Argentina : del gobierno a la subordinación constitucional ”, en AA.VV., Juicio, castigos y memorias. Derechos humanos y justicia en la política argentina, Buenos Aires : Ediciones Nueva Visión, 1995.

Bousquet, Jean Pierre, Las locas de la plaza de mayo, Buenos Aires : Editorial El Cid, 1983.

Comisión Nacional sobre la desaparición de personas, Informe CONADEP Delegación Córdoba, Córdoba, 1999.

Davis, Flora, La comunicación no verbal (3° ed.), Madrid : Alianza Editorial, 1979.

Di Marco, Graciela y Palomino, Héctor, Reflexiones sobre los movimientos sociales en la Argentina. Buenos Aires : Jorge Baudino Ediciones, 2004.

Grimson, Alejandro, Interculturalidad y Comunicación, Enciclopedia Latinoamérica de sociocultura y comunicación, Buenos Aires : Grupo Editorial Norma, 2000.

Jelin, Elizabeth, Las conmemoraciones: Las disputas en las fechas infelices, Madrid : Editorial Siglo XXI, 2002.

Jelin, Elizabeth, “ La política de la memoria : El movimiento de derechos humanos y la construcción democrática en la Argentina ”, en AA.VV., Juicio, castigos y memorias. Derechos humanos y justicia en la política argentina, Buenos Aires : Ediciones Nueva Visión, 1995.

Jelin, Elizabeth, Los trabajos de la memoria, Madrid : Editorial Siglo XXI, 2002.

Landi, Oscar y González Bombal, Inés, “ Los derechos en la cultura política ”, en AA.VV., Juicio, castigos y memorias. Derechos humanos y justicia en la política argentina, Buenos Aires : Ediciones Nueva Visión, 1995.

Mata, M. Cristina, “ Nociones para pensar la comunicación y la cultura masiva ”, en Introducción a la Comunicación, Parte I, Córdoba : Escuela de Ciencias de la Información. Universidad Nacional de Córdoba, 2001.

Mata, M. Cristina en Morales, Susana, Cambio, cultura y comunicación en la dinámica de las organizaciones, Escuela de Ciencias de la Información. Universidad Nacional de Córdoba : Editorial Mimeo, 2001.

Molina, Irma, Mi ciudad sin vos, Córdoba : Abuelas de Plaza de Mayo, filial Córdoba, 2006.

Nosiglia, Julio, Botín de guerra, Buenos Aires : Editorial La página S.A, 1984.

Palermo, Marcos y Novarro, Vicente, La dictadura militar 1976-1983. Del golpe de estado a la restauración democrática, Cap. V Colección Historia Argentina 9, Buenos Aires : Editorial Paidós, 2003.

Pasquali, Antonio, Comprender la comunicación, Caracas : Editorial Monte Ávila, 1970.

Quiroga, Hugo, El tiempo del proceso, Rosario : Editorial Fundación Ross, 1991.

Quiroga, Hugo, “ La verdad de la justicia y la verdad de la política. Los derechos humanos en la dictadura y en la democracia ”, en Historia Argentina Contemporánea, Tomo II, Córdoba : Escuela de Ciencias de la Información. Universidad Nacional de Córdoba, 2003.

Ricoeur, Paul, La lectura del tiempo pasado: memoria y olvido, Madrid : Editorial Arrecife, 1999.

Romero, Luis Aberto, “ El impulso y su freno 1983-1993 ”, en Historia Argentina Contemporánea, Córdoba : Escuela de Ciencias de la Información. Universidad Nacional de Córdoba, 2003.

Romero, Luis Alberto, Breve historia contemporánea de la Argentina, Buenos Aires : Editorial Fondo de Cultura Económica de Argentina, 2007.

Saintout, Florencia, “ Los movimientos sociales, viejas y nuevas voces ”, en Abrir la comunicación. Buenos Aires : Ediciones de Periodismo y Comunicación, 2003.

Sarlo, Beatriz, Tiempo pasado, Madrid : Siglo Veintiuno editores, 2005.

Todorov, Tzvetan, Los abusos de la memoria, Buenos Aires : Editorial Paidós, 2000.

Veiga, Raúl, Las organizaciones de Derechos Humanos, Buenos Aires : Centro Editor de América Latina, 1985.

Verón, Eliseo, La semiosis social, Barcelona : Gedisa, 1981.

Haut de page

Notes

1  Verón, Eliseo, La semiosis social. Barcelona : Gedisa, 1981.

2  Se explicará con más detalles a continuación.

3  Ubicado en el Pasaje Santa Catalina 66, entre la Catedral y el Cabildo. Fue comandado por el comisario Pedro Telleldín y empezó a funcionar en 1974, con la Triple A y siguió activo hasta 1983. Se calcula que habrán pasado por el CCD unas 1.000 personas.

4 Allí fueron detenidas y torturadas unas 2.500 personas entre 1976 y 1979.

5  Pintor, dibujante y grabador argentino exiliado durante la última dictadura militar, además de sufrir la desaparición de su hija Paloma, vuelve a la Argentina en 1981 instalándose en Unquillo, Córdoba. En sus obras se exponen las heridas de la dictadura y el compromiso político.

6  La pintura tiene una imagen femenina en relación a la hija desaparecida de Carlos Alonso.

7  En Córdoba, Música por la Identidad no fue planteada en algún espectáculo público -como ocurrió en Buenos Aires- pero hubo muchos músicos que se comprometieron con la lucha, tales como Rally Barrionuevo y Emiliano Servini.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Vanesa Bello et Paula Villa, « Abuelas de Plaza de Mayo, filial Córdoba », Amerika [En ligne], 3 | 2010, mis en ligne le 11 octobre 2010, consulté le 20 octobre 2017. URL : http://amerika.revues.org/1372

Haut de page

Auteurs

Vanesa Bello

Universidad Nacional de Córdoba, Argentina
vanesabello@gmail.com

Paula Villa

Universidad Nacional de Córdoba, Argentina
paulavilla84@gmail.com

Haut de page

Droits d’auteur

© Tous droits réservés

Haut de page
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Logo ERIMIT - Equipe de recherche interlangues : mémoire, identités, territoires
  • Les cahiers de Revues.org